Laparoscopía Digestiva

laparoscopia-digestiva2

La laparoscopía es una técnica que permite la visión de la cavidad pélvica-abdominal con la ayuda de una lente óptica. A través de una fibra óptica, por un lado se transmite la luz para iluminar la cavidad, mientras que se observan las imágenes del interior con una cámara conectada a la misma lente.

El mismo método permite intervenciones quirúrgicas, por lo que también se considera un sistema de cirugía de invasión mínima cuyo objetivo es curar o corregir enfermedades. El aparato utilizado se llama torre de laparoscopía y entra en el cuerpo a través de una pequeña incisión (habitualmente entre 0,5 y 1,5 centímetros).

Prácticamente cualquier cirugía abdominal y pélvica puede ser realizada a través de esta técnica, entre algunas de ellas tenemos colecistectomías (cirugía de vesícula biliar), apendicectomías, resecciones intestinales, esterilizaciones quirúrgicas y pancreatectomías, reparación de hernias, cirugía anti-reflujo entre otras.

Entre algunas ventajas de la cirugía laparoscópica respecto a la cirugía abierta tradicional se encuentran el menor tamaño de la incisión con el consecuente mejor efecto estético, el menor dolor postoperatorio, una recuperación más rápida del paciente y menor estancia hospitalaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *